fbpx

El síndrome de Wendy es la necesidad extrema de satisfacer y complacer las necesidades de tu pareja, olvidándote de ti misma, pero también lo puedes manisfestar con otras personas de tu entorno cercano, como tus hijos.

¿Qué sucede cuando tienes el Síndrome de Wendy?

Cuando tienes el síndrome de Wendy buscas de manera constante la aceptación de los demás y evitas el sentimiento de rechazo porque te da miedo que tú pareja no te quiera o perder su afecto.

Te sientes quemada y agobiada con frecuencia.

Lo que hay detrás de las mujeres con este síndrome es una inseguridad permanente que les conduce a ser excesivamente serviles con los demás.

Al lado de una mujer “Wendy” es probable que haya un hombre con el Síndrome de “Peter Pan”, término acuñado por el psicólogo Dan Kiley en 1983.

¿Qué hace un “Peter Pan”?

No quiere crecer, madurar, ni asumir responsabilidades de adulto, lo que le impide construir cualquier tipo de relación sana (con pareja, hijos, amigos, hermanos)

¿Cómo es la relación de pareja entre Wendy y Peter Pan?

Las relaciones de pareja entre Wendy y Peter Pan son muy frecuentes, ya que se sienten poderosamente atraídos el uno por el otro.

Él busca una mujer que le resuelva los problemas que no desea solucionar por su falta de responsabilidad e inmadurez.

Ella busca un hombre al que pueda satisfacer en todo y de manera constante, para sentirse útil.

¿Quieres saber si tienes el Síndrome de Wendy?

Hay determinadas conductas que nos indican que una persona sufre el síndrome de Wendy. Revisa la lista y averigua si tú las manifiestas:

  • Te sientes esencial para solucionar los problemas de los demás.
  • Concibes el amor como sacrificado y sufrido.
  • Eres muy emocional y sumisa.
  • Evitas hacer o decir cualquier cosa que pueda molestar a las personas de tu alrededor.
  • Te cuesta mucho decir que no.
  • Evitas el conflicto.
  • Si no sabes o puedes realizar una acción, pides disculpas, aunque no sea tu responsabilidad llevarla a cabo.
  • Proteges excesivamente a las personas de tu alrededor: Tu vida está centrada en la de los demás.
  • Sientes la necesidad de cuidar al prójimo.

¿Te sientes identificada con la mayoría de estas afirmaciones?

Entonces es probable que padezcas el síndrome de Wendy y si es así, hay una alta probabilidad de que atraigas a una pareja con síndrome de Peter Pan.

Es cierto que todos en algún momento de nuestras vidas hemos podido manifestar alguno de estos comportamientos sin tener que alarmarnos por ello.

Pero lo que realmente es característico de las personas que padecen este síndrome es que detrás de su conducta hay es un miedo excesivo a ser abandonadas o rechazadas.

¿Cuál es el origen del Síndrome de Wendy?

Este síndrome suele comenzar a manifestarse a finales de la edad adolecente y puede deberse a diversos factores, entre ellos la educación recibida, experiencias traumáticas de rechazo o a rasgos de personalidad como la baja autoestima y la inseguridad.

¿Cómo se soluciona el Síndrome de Wendy?

Se necesita acudir a un profesional que se centre en cuatro pilares básicos:

  • Ayudar a la persona a tomar conciencia de que esa manera de actuar no es sana. Las personas que lo padecen creen que ser así forma parte de su personalidad y lo consideran “normal”.
  • Trabajar en la autoestima y seguridad, para evitar el miedo al rechazo.
  • Proporcionar herramientas para gestionar sus propias emociones.
  • Aprender a ser asertivo para “decir no” cuando el otro esté “abusando”

¿Por qué es importante solucionarlo?

Darlo todo por los demás olvidándose de uno mismo puede crear un gran vacío emocional, provocando una gran frustración, insatisfacción, así como ansiedad o depresión.

Para poder solucionar el problema es necesario pasar a la acción, atreverse a descubrir en qué tipo de situaciones caes en el patrón de Wendy.

Solo así podrás cambiar ese patrón por otro más saludable para atraer relaciones de pareja equilibradas a tu vida.

Si quieres ser feliz en el amor descárgate mi Workbook Gratuito, PINCHA AQUÍ.

Leave a Reply

 

Lidiaalvarado.com te informa que los datos de carácter personal que me proporciones rellenando el siguiente formulario, serán tratados por Lidia Alvarado como responsable de esta web.

La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicito es para gestionar los comentarios que realizas en este blog.

Legitimación: Consentimiento del interesado. El hecho de que no introduzcas los datos de caracter personal que aparecen en el formulario como obligatorios, podrá tener como consecuencia no poder atender tu solicitud.

Como usuario e interesado te informo que los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de Ionos (proveedor de hosting de lidiaalvarado.com) dentro de la UE. Ver política de privacidad de Ionos. 

Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en lidiaalvarado.com así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.

Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de datos en mi página web: https:lidiaalvarado.com, así como consultar mi política de privacidad.

Las siguientes reglas del RGPD deben leerse y aceptarse:
Este formulario recopila tu nombre, correo electrónico y el contenido para que podamos realizar un seguimiento de los comentarios dejados en la web. Para más información revisa nuestra política de privacidad, donde encontrarás más información sobre dónde, cómo y por qué almacenamos tus datos.