fbpx

Si estás buscando una relación de pareja y no tienes hijos, tanto si es por elección como si aún no te ha llegado la oportunidad por diversas circunstancias, es probable que te encuentres ante un dilema a la hora de considerar como pareja a personas que ya tienen hijos de anteriores relaciones.

Es más, si no tienes hijos, lo más frecuente es que uno de los requisitos insalvables cuando buscas pareja es que el otro tampoco los tenga, y siempre sacas ese tema de conversación a los pocos segundos de una cita para no perder tu tiempo.

Debes ser realista

Es respetable que hayas decidido eliminar de tu lista de posibilidades a las personas con hijos, pero también debes ser realista.

Cuanta más edad tienes más probabilidades hay de encontrarte con personas que ya han tenido otras relaciones y que tienen hijos.

Por lo tanto, si mantienes ese requisito estás limitando Y MUCHO las opciones de alcanzar tu objetivo de encontrar pareja.

¿Por qué descartas a personas con hijos?

Cuando descartamos a personas con hijos, en la mayoría de las ocasiones lo hacemos por miedo a que el otro ya no quiera tener más.

Si tu objetivo es tenerlos, está claro que este tema debes ponerlo encima de la mesa antes de plantearte que esa relación prospere.

Las personas con hijos no siempre están cerrados a la posibilidad de tener más, pero debes hablar de ello.

Pero si tener hijos no es algo prioritario en tu vida o ya tienes una edad donde biológicamente es más complicado que los puedas tener, ¿por qué te cierras a conocer personas que podrían ser excelentes parejas solo por el hecho de que tengas hijos?

¿Qué te da miedo?

Confieso que yo misma estaba completamente cerrada a considerar hombres con hijos para una relación estable, porque pensaba que la relación sería mucho más compleja.

Así que durante varios años descartaba a todos los que me decían que tenían hijos, no les daba ni la más mínima oportunidad, y fue un error.

Sé que por el camino me perdí a hombres que seguramente eran estupendos y que habrían encajado muy bien conmigo en valores y en otros temas realmente importantes.

Mi historia

Siempre dije que nunca estaría con un hombre con hijos pero, ¿sabes qué? Desde hace tres años tengo la vida sentimental que siempre he deseado y mi pareja tiene hijos.

Cuando le conocí no sabía que los tenía y sé que si lo hubiera sabido nunca habría aceptado conocerle, pero ahora puedo decir que ese prejuicio que yo tenía en mi cabeza era completamente ridículo y que conocerle es lo mejor que me ha pasado en el terreno sentimental.

¿Cómo sobrevivir a una relación si tu pareja tienes hijos pero tú no?

Ahora bien, cuando tu pareja tiene hijos y tu no, debes saber que la relación que vas a tener será muy diferente y que va a tener necesidades distintas. Y esto es lo que te quiero contar en este artículo.

Sobrevivir a una relación en la que tu pareja tiene hijos pero tu no, te va a demandar un cambio de mentalidad, de actitud, una buena dosis de paciencia, una alta capacidad de adaptación y comprensión y mucho amor del bueno.

Por eso te quiero dar una recomendaciones para que tu relación funcione cuando tu pareja tiene hijos y tú no:

  • Nunca debes olvidar que la prioridad de tu pareja siempre serán sus hijos, y por tanto los pondrá siempre en primer lugar y por delante de ti.
  • Si intentas ser la protagonista y ocupar el espacio de sus hijos, la relación no funcionará. Si no estás dispuesta a aceptar y asumir esto de una forma sincera y honesta, es mejor que no inicies la relación.
  • Debes aceptar cuál es tu papel en su vida, entendiendo que el amor por sus hijos es diferente que el amor que siente por ti, pero que ambos son perfectamente compatibles. Tu juegas un papel y sus hijos otro. Si te consideras menos querida, te sentirás constantemente frustrada y sufrirás mucho.
  • No debes exigirle que pase menos tiempo con sus hijos para estar contigo. Este tema es decisión suya y es él quién tiene que encontrar el equilibrio entre sus hijos y tú, para que el tiempo que pasa con ambos sea justo.
  • La decisión de cuándo presentarte a sus hijos es suya. El es quién debe decidir cuál es el momento adecuado para que esto suceda. Si le presionas para que lo haga cuanto tu quieres, la relación saldrá perjudicada.
  • Debes estar dispuesta a ver a tu pareja cuando la situación lo permita y no cuanto tu quieras. Hay fines de semana que no podrás verle o que tendrás que compartir con sus hijos si ya los conoces, y tendrás que adaptarte a ello.
  • Para que esto sea más llevadero para ti, mi recomendación es que aproveches esos momentos en los que no podéis estar juntos para reconectar contigo, para hacer aquello que te gusta, para disfrutar de ti. Si estás todo el rato pensando en lo que podrías estar haciendo con él, te cargarás de energía negativa y al final terminarás explotando en el momento mas inoportuno.
  • Es importante que tengas buena comunicación con tu pareja y que le expreses cómo te sientes para que pueda ponerse en tu situación y comprenderte. De esta forma será más probable que tome las decisiones que más beneficien a la relación.
  • Si estás dispuesta a querer a tu pareja por encima de sus circunstancias; a ser comprensiva, generosa y flexible, entendiendo tu papel en la relación, lo que puedes reclamar y lo que no, entonces lo vuestro se irá fortaleciendo.
  • Si por el contrario tu intención es que la relación sea igual que otras en las que no hay hijos y ser la protagonista absoluta, no funcionará.

Por último, también quiero resaltar que para que una relación de este tipo funcione, tu pareja también debe poner de su parte entendiendo tus sentimientos y necesidades, mostrándose dispuesto a buscar la mejor forma de mirar por el bien de la relación.

Que la relación funcione es cosa de ambos, no solo de la parte de la pareja que no tiene hijos.

Como he dicho al principio, sobrevivir a una relación cuando tu pareja tiene hijos y tu no, es posible, pero no fácil, y requiere estar dispuesta a poner el amor por encima de muchas otras cosas, al menos durante el tiempo en el que esos niños requieran más atención.
Y tú, ¿estás dispuesta?

Descárgate GRATIS mi E-Book: «Pasos infalibles para atraer relaciones de pareja sanas y dejar de sufrir por amor»DESCARGAR GRATIS