Dónde está la pareja que busco

Muchas de las mujeres con las que trabajo se preguntan «dónde está la pareja que busco».

Me cuentan que se encuentran frustradas y que ya han dejado de salir porque no conocen a nadie interesante.

También me explican que han usado diferentes aplicaciones para conocer gente, pero que ya en la primera cita se dan cuenta de que esa persona no es lo que quieren.

Por todas esas experiencias llegan a la conclusión de que es misión imposible encontrar a alguien que merezca la pena para formar una relación y tiran la toalla.

Por ello, si tu también te estás preguntando «dónde está la pareja que busco», te interesa lo que te voy a contar.

Descubre lo que quieres

Ya os he hablado en otras ocasiones de la importancia de tener claros tus valores, de saber lo que quieres en la vida y delimitar tus lineas rojas a la hora de elegir a tus parejas

Estos puntos son esenciales si quieres encontrar una pareja afín a ti.

Una vez que hayas reflexionado sobre estas cuestiones, la gran pregunta entonces será: dónde está la pareja que busco.

Las Oportunidades

El siguiente paso que te ayudará a llegar a tu objetivo de tener pareja, es exponerte a las oportunidades.

Según las estadísticas hay más de 16 millones de solteros en España (7,5 millones son hombres y unos 8.5 millones son mujeres).

Ya sé que en asuntos del corazón no se trata de cantidad, sino de calidad, pero a mí me parece un número lo suficientemente grande como para que entre todos ellos tu encuentres la pareja que buscas, ¿verdad?

¿Y qué tengo que hacer para encontrarla?

Te contaré una historia:

Imagina que has creado una máquina revolucionaria que permitirá terminar con la contaminación del planeta.

Es un invento increíble con muchísimos beneficios.

Pero tu vas con tu máquina del trabajo a tu casa y de tu casa al trabajo.

Solo tu círculo de personas más cercanas conoce la existencia de esa máquina.

¿Qué crees que sucederá?

Pues con total seguridad, nadie mostrará interés por ella y nadie te la comprará.

¿Qué tienes que hacer entonces para dar a conocer tu gran invento que cambiará el mundo?

Justo eso, dar a conocer tu invento pero con sentido común.

Es decir, tienes que salir y moverte pero no en cualquier lugar, porque no a todas las personas les va a interesar ese invento ni entenderán sus beneficios.

Tu idea les parecerá interesante, eso seguro.

Muchos te dirán que es una máquina increíble y que la venta llegará “cuando menos te lo esperes”, pero la realidad será que no todo el mundo podrá valorar si es un buen producto o no.

¿Qué está pasando aquí?

Lo que sucede es que te estás moviendo en los círculos donde no valoran tu invento.

Y esto produce frustración y empezarás a generalizar pensando que no hay ningún lugar donde valoren lo que ofreces.

He querido usar esta historia para explicarte que encontrar a tu pareja no es cuestión de suerte, es cuestión de que la preparación y la oportunidad se unan.

¿Y qué quiere decir esto?

Una vez que has aprendido cuáles son tus valores, que has identificado tus aficiones, que has concretado cuál es tu proyecto de vida y establecido tus líneas rojas, ya puedes tener más claro quién puede ser un buen compañero de vida para tí.

Si has hecho este ejercicio, estarás más preparada para abrirte a las oportunidades que te encuentres en tu camino.

Al hacerlo responderás a tu pregunta de «dónde está la pareja que busco».

El siguiente paso

Ahora es el momento de que definas en qué lugares hay más probabilidades de encontrar una persona con las características que has definido.

Por ejemplo, si a ti te gusta el crecimiento personal es más probable que conozcas a una persona afín si vas a cursos o conferencias sobre estas temáticas.

Si tu pasión es la escritura, tendrás más probabilidades de encontrar a una persona afín a ti en la presentación de un libro o en un grupo de escritura.

Es lógico que te de pereza absoluta salir por los lugares que frecuentabas cuando eras más joven y además sabes que en ellos es poco probable que te encuentres con personas afines.

Por ello, para que no te agotes más y no sientas frustración, deja de forzarte a salir sin sentido, porque si haces eso al llegar a casa te sentirás peor.

Entonces, ¿dónde está la pareja que busco?

La pareja que buscas está exactamente en los lugares en los que tú disfrutas de la actividad.

Tu objetivo cuando salgas no debe ser conocer a alguien interesante, sino hacer algo que te guste y que te aporte.

Pasa a la acción.

Por ello, ha llegado el momento de que describas donde vas a invertir tu tiempo de ocio.

Este paso es muy importante porque para poder encontrar la pareja que tanto anhelas, tienes que disfrutar con el proceso de encontrar pareja.

Sabes muy bien que cuando disfrutas con algo, el tiempo se te pasa volando.

Sin embargo, cuando te planteas hacer algo que te supone un gran esfuerzo, al final terminas por no hacerlo.

Por tanto, la clave para encontrar pareja es hacerlo de una forma natural, acorde a ti misma, a tus intereses, a tu modo de ver la vida, a tu forma de ser.

¿Y qué pasa con las aplicaciones para conocer gente?

Las aplicaciones nos permiten conocer personas de manera cómoda, sin salir de casa en un primer momento.

Son buenas herramientas, pero para que te den el resultado que esperas y te ayuden de verdad en tu propósito de encontrar una pareja afín, tienes que saber usarlas.

Es decir, tienes que tener muy claros tus valores, aquello que es importante para ti, tus líneas rojas y tu proyecto de vida.

Solo cuando tienes absoluta claridad podrás reconocer más fácilmente a tu persona afín, dejando de perder el tiempo con aquellas otras que no encajan contigo.

Conclusión

  • Descubre tus valores, lo qué quieres en la vida y marca tus líneas rojas.
  • Empieza a investigar qué actividades y en qué lugares hay personas que ven la vida como tú. Donde se reúnen personas con tus mismos intereses.
  • Busca en internet actividades que se realizan en el lugar donde vives.
  • Participa en foros online con personas que tienen las mismas inquietudes que tú.
  • Sé proactiva. Es poco probable que la pareja que quieres llame a tu puerta.
  • Sal de tu zona de confort. Sé que estás muy a gusto en tu casa y que a veces da mucha pereza salir para después regresar frustrada.
  • Cambia el “chip”. Deja de poner el foco en el resultado de lo que haces.
  • Lo importante no es conocer a alguien interesante cuando sales, sino disfrutar de tus aficiones y pasiones.
  • Deja tiempo para que os encontréis.
  • Ríe, comparte, vive, experimenta, arriesga, aprende, crece.
  • Ahí fuera hay un sinfín de oportunidades, ¿de verdad que te las quieres perder?

Y recuerda, si te mueves por lugares donde realmente disfrutas, será más fácil que conozcas a personas afines a ti.

La persona que estás buscando está ahí fuera, pero te estás moviendo en los círculos inadecuados.

¿Y tú? ¿En qué lugares vas a empezar a moverte para encontrar pareja?
Escríbeme y te diré si estás buscando la oportunidad en los círculos adecuados.

Te recomiendo que leas el post «cómo elegir bien a una pareja»

¿Y tu que opinas?

A %d blogueros les gusta esto: