¿Por qué atraigo a hombres con problemas a mi vida?

Al hacer un recorrido por mis historias sentimentales me he repetido muchas veces la siguiente pregunta: ¿Por qué atraigo a hombres con problemas a mi vida?

Lo curioso es que la sensación de tener un imán para los hombres con problemas, es mucho más común de lo que pensaba.

Es algo que le sucede a muchas mujeres y que se repite en su trayectoria sentimental. 

Entender por qué sucede esto y conocer las claves para solucionarlo, es el objetivo de este artículo. 

¿Por qué atraigo a hombres con problemas a mi vida?

Cuando iniciamos una relación de pareja damos por hecho que esa persona nos ha elegido porque se ha generado un vínculo afectivo basado en el amor.

Creemos que ese sentimiento es el que mantiene unida la relación, pero detrás de relaciones aparentemente estupendas puede haber una relación sentimental de codependencia.

Estamos habituados a leer artículos que nos dicen qué es la dependencia emocional pero pocas veces nos cuentan qué es la codependencia.

¿Qué es la codependencia? Es la clave para responder a la pregunta ¿Por qué atraigo a hombres con problemas a mi vida?

Una persona codependiente es aquella que siempre da apoyo a todos los que le necesitan. Es el que se muestra predispuesto a brindar su ayuda a cualquier hora. Es el mejor consejero, el experto en rodearse de gente que pasa por momentos delicados.

Ser codependiente es pensar cosas como siempre ayudo a todo el mundo, sea cual sea su circunstancia, y volcarse con esas personas. Dedicar tiempo a satisfacer las necesidades de los demás y ponerlas por delante de las necesidades propias.

Tener una actitud codependiente es tener claro que siempre estoy disponible cuando me necesitan y que te cuesta decir “no” a las peticiones de los demás.

Señales de la codependencia

Una clara señal de la codependencia es sentir que atraigo a hombres con problemas a mi vida y que todas tus relaciones de pareja tienen como elemento común la complejidad; que todas tus parejas necesitan tú ayuda, que soy la psicóloga de mi pareja.

La persona codependiente busca que los demás le necesiten para asegurarse su amor. Su pensamiento es: “Si dependen de mí, siempre permanecerán a mi lado, me querrán, seré importante y valioso para ellos”. Obviamente, este pensamiento es inconsciente porque nadie buscaría una relación así.

La codependencia es una estrategia que está fuera de nuestro control pero que de manera inconsciente la hemos repetido con el paso del tiempo porque en origen tuvo una intención positiva para nosotros, es decir, en un momento determinado de nuestra vida nos fue útil o nos protegió de algo.

Cuando siempre estoy disponible para los demás sin poner límites, lo que en realidad busco es sentirme amada, útil y necesitada, aunque lo esté haciendo usando una estrategia muy dañina para mí.

Cuando una persona tiene tendencia a la codependencia en su vida en general, también manifiesta esta actitud en sus relaciones de pareja. Atraigo a hombres con problemas, que se sienten mal, que necesitan ser escuchados. Este tipo de hombres aparecen en mi vida una y otra vez y soy la salvadora de mi pareja.

Pero lo que realmente está pasando ahí no es que esas personas estén llegando a tu vida por mala suerte, sino que eres tu quién de manera inconsciente está buscando ese perfil de pareja, eres tu quién se está fijando en hombres con problemas, porque tu enorme necesidad de ser amada te lleva a juntarte con personas que te necesitan. De manera inconsciente busco y atraigo a hombres con problemas, que necesitan ser salvados.  

Consecuencias de la codependencia

Si tienes una relación de pareja basada en la codependencia, el punto de unión entre ambos será siempre la necesidad, no la elección: “Estoy contigo porque te necesito, no porque te elija”. Por este motivo, en cuanto el otro deja de sentirse desdichado, deprimido, solo o herido, progresivamente va a querer prescindir de ti.

Cuando eso ocurra, la sensación que experimentarás será la de una traición por la espalda y te preguntarás cosas del tipo: ¿Cómo puede hacerme esto después de todo lo que le he ayudado?; mi pareja no me valora; siempre doy mucho más de lo que recibo.

Por extraño que parezca y aunque pueda sonar muy duro, esa persona te ha usado a ti pero tú has hecho lo mismo con ella. Debido a tu enorme necesidad de sentirte imprescindible, importante y valiosa, has usado al otro para experimentar todas estas sensaciones.

Dicho de otra manera, cuando piensas mi pareja me ha traicionado, no es el otro quién te ha fallado, sino que lo que ha ocurrido en realidad es que has sufrido las consecuencias naturales de las relaciones tóxicas que generas sin darte cuenta.

¿Cómo saber si soy codependiente?

Responde a este breve test que te ayudará a descubrirlo:

  • Me relaciono a menudo con gente deprimida, con ansiedad, que tiene problemas de pareja o que se queja por todo.
    • SI   NO
  • Doy apoyo incondicional a las personas que me rodean, ofrezco todo lo que tengo, me vuelco y me desvivo por los demás.
    • SI   NO
  • Acostumbro a sentirme decepcionado, frustrado y herido al ver que no se me devuelve aquello que he dado.
    • SI   NO
  • Suelo sentirme defraudado cuando dichas personas van mejorando, empoderándose y sintiéndose mejor hasta dejar de necesitarte.
    • SI   NO
  • Me siento incómodo cuando soy yo el vulnerable, el que necesita ayuda, el que pide consuelo o consejo.
    • SI   NO
  • Tengo la sensación de no sentirme respaldado cuando soy yo el que necesita ese apoyo.
    • SI  NO
  • Llego a sentir temor o ansiedad al detectar que aquellas personas que antes me necesitaban son más autónomas, van a su aire e incluso hacen su vida sin que yo sea una pieza clave e indispensable.
    • SI   NO

Si la mayoría de tus respuestas son afirmativas siento decirte que tienes rasgos de una persona codependiente.

La buena noticia es que puedes cambiar ese patrón, transformarlo para que tus próximas relaciones de pareja estén basadas en una elección y no en una necesidad. Para que se termine eso de atraigo a hombres con problemas y dejes de salvar a tus parejas. Para que tus parejas te elijan desde el amor, no desde la necesidad y para que te pongas en valor y te des cuenta de que puedes ser amada por quién eres y no porque siempre estoy disponible cuando me necesitan.

¿Qué sentido tiene iniciar un vínculo afectivo con gente que te necesita?

¿Cómo dejar de atraer a hombres con problemas?

Para dejar de atraer a hombres con problemas tienes que dejar atrás tu viejo patrón de codependiente y para ello debes estar dispuesta a asumir que, si cambias ese rol, puedes perder a muchas personas en el camino. Es probable que pierdas a todas aquellas personas que solo mantienen un vínculo contigo porque te necesitan, ¿estarías dispuesta?

Cuando te desprendas de ese rol, detectarás enseguida qué personas permanecerán a tu lado y cuáles huirán despavoridas. Naturalmente este proceso es doloroso, pero si no estás dispuesta a asumir este riesgo la codependencia seguirá intoxicando tu vida y todas tus relaciones de pareja. Volverás al soy la psicóloga de mi pareja y seguirás estancada en tus relaciones sintiendo una gran frustración.

¿Qué sucederá después?

Es probable que muchas personas de tu entorno dejen de quererte y desaparezcan, pero los que se queden en tu vida serán con toda seguridad aquellos que te querrán mejor. Las parejas que lleguen a tu vida estarán contigo por ti y por todo lo que aportas, no por ser su rescatadora y su salvadora.

Si has descubierto que eres una persona con rasgos codependientes y quieres terminar con ese patrón para aprender cómo encontrar una relación de pareja sana, te animo a que me contactes para resolver todas tus dudas.

A %d blogueros les gusta esto: